Síndrome de Burnout en medicina, la resiliencia y otras herramientas para combatirlo.


Resiliencia en medicina

 

Resumen: Ante el síndrome burnout, que se traduce como la pérdida del sentido al trabajo, la resiliencia y las herramientas para promoverla están enfocadas como esfuerzos individuales; simples e incompletos. La autora nos informa desde su aprendizaje que estrategias pueden funcionar para integrar la experiencia al atender y cuidar a otra persona con las aspiraciones y anhelos personales de los trabajadores clínicos.

 

Resiliencia en medicina

La mayoría de artículos que tratan el Burnout en la atención sanitaria destacan la resiliencia como la herramienta más importante para luchar contra ello, es fundamental para soportar el desgaste generado por la educación y las practicas médicas. La definición literal de resiliencia es la capacidad de recuperarse rápidamente a las dificultades o la capacidad de recuperarse después del “impacto”. En el campo de la sanidad es una cualidad necesaria a causa de las presiones sistemáticas, las demandas organizativas y la tensión interpersonal que están permanentemente presentes y pueden producir complejidad al tratar pacientes enfermos y que sufren.


Sin embargo, la resiliencia también se puede entender como un hermetismo a la vulnerabilidad que es esencial en la atención médica. La resiliencia rara vez destaca la necesidad que tienen los otros en ese camino hacia el bienestar. En cambio, suele mostrarse como un camino solitario donde cada sujeto tiene la responsabilidad personal de suprimir los factores externos que le afectan lo cual puede llegar a ser un poco tedioso.




La pérdida del sentido del trabajo en medicina.


Los académicos señalan los problemas que surgen cuando la resiliencia y la reducción del estrés se enfocan demasiado en los esfuerzos individuales en lugar del colectivo organizacional, y como estos esfuerzos individuales suelen dar como resultado estrés y mala salud. Pese a que los esfuerzos individuales como lo son la meditación y el ejercicio si son efectivos, estos esfuerzos no contemplan las verdades causas de la pérdida del sentido del trabajo o burnout, especialmente dentro de algunos campos de la sanidad.


La autora expone qué el burnout en medicina no es a raíz de la fatiga o la acumulación de horas trabajadas sino que esta se origina en una crisis de significado, sobre perder la conexión con las razones por qué se eligió estudiar medicina en primer lugar. Además nos cuenta su experiencia personal como vicedecana de educación médica y nos expone como ha presenciado de primera mano al dar consultorías académicas como los estudiantes y residentes suelen decirle que el burnout es causado por la “fatiga por compasión” o por implicarse de más, por volverse cercano a los pacientes. Pero según ella es al contrario. No es malo conectarse demás ni sentir empatía por los pacientes lo que desgasta, más bien es convertir esos encuentros en algo mecánico y rutinario que minimiza la conexión humana. Conectarse con los pacientes, incluso cuando es doloroso y hace sentir vulnerable hace el trabajo más significativo, no insoportable.




La batalla contra el Burnout

Resiliencia en medicina

La tarea de los educadores médicos es ayudar a los aprendices a mantenerse conectados con las cosas que son verdaderamente importantes. Y la mejor forma de hacerlo es enseñar que el servicio de atención médica tiene que ver tanto con el corazón como con la mente, hacer entender a estudiantes y residentes el privilegio que tienen de entrar en el mundo del paciente y brindarles atención cuando más lo necesitan. Buscar un equilibrio entre la vida laboral y la vida personal es inoficioso, pues lo laboral y lo personal están integrados; es decir, lo que sucede en el trabajo se extiende al hogar y lo que sucede en el hogar se extiende al trabajo. Por lo tanto se debe buscar un enfoque para reconocer a los estudiantes, residentes y colaboradores como personas integrales y no como solo técnicos.


A raíz de esto la autora nos cuenta como implementaron un sistema llamado “Schwartz Rounds” que son sesiones interdisciplinarias mensuales abiertas a todos en el hospital para discutir los elementos humanos de la práctica de la medicina, la atención de los pacientes y sus familias. En contraste con otras sesiones medicas esta no se centra en el tratamiento médico de los pacientes, por el contrario se centra en la experiencia vivida al atender y cuidar a otra persona; las pruebas y éxitos que acompañan a la asistencia sanitaria del paciente. Así mismo abrieron un espacio llamado “Más allá de la Medicina” donde se discuten todas las cosas que conlleva laborar en sanidad y que no se tratan en un espacio formal laboral como el temor a cometer errores que tienen los residentes, el sentimiento de incompetencia, sobre su economía y cómo administrar mejor su dinero, sobre el agotamiento, la depresión, la angustia que vivieron y sintieron después de la muerte de alguno de sus pacientes entre otros temas importantes que humanizan el equipo de trabajo y sus labores diarias.



Ya sea formal o informalmente, todos, especialmente aquellos que ocupan puestos de liderazgo, deben buscar oportunidades para reflexionar con su equipo sobre el trabajo que se está realizando. El reflexionar grupalmente ayuda a los estudiantes y residentes a mantenerse conectados con aquello que hace que la medicina sea tan significativa. Les impide ceder a la tentación de alejarse de los pacientes y de los demás cuando creen que no hay lugar para hablar de lo que en la realidad les está sucediendo. Las intervenciones que ofrecen momentos de reflexión, vulnerabilidad y conexión, incluso cuando estas intervenciones son transitorias e imperfectas, merecen la pena. A veces, la resiliencia no se trata de “ser valiente”; se trata de que se reconozca el propio sufrimiento. Se trata de ser visto, conocido y escuchado mientras uno lucha por atender a los demás. A veces, los médicos y los aprendices necesitan tener la oportunidad de reducir la velocidad y recordar por qué eligieron ser médicos en primer lugar.

 

Referencias:

Piemonte, N. (2 de marzo de 2021). Resiliencia en medicina: mantenerse conectado con lo más importante. [Blog]. Recuperado de: https://www.doctutor.es/2021/03/02/resiliencia-en-medicina-mantenerse-conectado-con-lo-mas-importante/

 

45 visualizaciones0 comentarios