¿Hay realmente vida en Venus?



 

Resumen: Recientemente se ha anunciado en varios medios de comunicación sobre la posibilidad de que, en nuestro planeta vecino Venus, haya vida. Esto se anuncio luego del descubrimiento que en las nubes de este planeta hay presencia de fosfina, la fosfina es un gas natural que se genera naturalmente por la degradación de materia orgánica.


 

Los astrónomos, quienes informaron sobre el hallazgo en un par de artículos, no han recolectado especímenes de microbios venusinos, ni tampoco han tomado ninguna foto de ellos. Sin embargo, con telescopios poderosos, han detectado fosfina en la espesa atmósfera de Venus. Después de muchos análisis, los científicos afirman que solo una forma de vida actual puede explicar la fuente del químico.


La Fosfina es una molécula inorgánica formada por un átomo de fosforo enlazado a tres átomos de hidrogeno con una formulación simple: PH3, sin embargo, es extremadamente rara en la naturaleza. En el planeta Tierra se genera mediante la actividad de algunos microbios anaerobios, procesos industriales, actividad volcánica o radiación solar.


Si realmente la fosfina atmosférica de Venus es producida por microbios, sería un descubrimiento realmente sorprendente, pues debido a las condiciones extremas del planeta, los científicos siempre han considerado que nuestro planeta vecino es un lugar en el que resulta realmente improbable que evolucione la vida, al menos tal y como la conocemos en la Tierra.


La superficie de Venus tiene una temperatura media de 463,85 °C. Por lo tanto, es imposible encontrar agua líquida, que es la principal condición para que un planeta se clasifique como habitable, no obstante, no es una razón suficiente para descartar la posibilidad de que haya vida, bien lo dijo Carl Sagan en 1967, “encontrar vida en la superficie venusina parece imposible, pero en sus nubes es otra historia.”


La atmosfera de Venus contiene altas cantidades de CO2 que producen un intenso efecto invernadero, así mismo, hay una gruesa capa de nubes de unos 20km de espesor producto de una reacción química que combina el dióxido de azufre con el vapor de agua formando así ácido sulfúrico. Estas nubes oscurecen la superficie de Venus de las imágenes ópticas y reflejan aproximadamente el 75% de la luz solar que incide sobre ellas, además son arrastradas por el viento que varía enormemente según la altitud, se estima que cerca de la superficie el viento es de 2m/s y al nivel de las nubes, la velocidad del mismo puede superar los 95m/s.


Para determinar si efectivamente existe vida en Venus no basta solo con captar fosfina en sus rapidísimas nubes, pues la fosfina puede ser un biomarcador equivoco, ya que se puede formar sin la presencia de vida, para saberlo con certeza necesitaríamos observar lípidos, péptidos, ADN o ARN. Compuestos exclusivos de la vida tal y como la conocemos en el planeta tierra.


 

Referencias:

  • Stirone, S., Chang, K., & Overbye, D. (Eds.). (2020). ¿Vida en Venus? Todo lo que debes saber. https://www.nytimes.com/es/2020/09/15/espanol/ciencia-y-tecnologia/vida-envenus-fosfina.html


  • García, L. (2020). ¿Hay realmente vida en venus? Mc Graw Hill. https://www.mheducation.es/blog/hay-realmente-vida-en-venus

22 visualizaciones0 comentarios